Recetas
La Gastronomía

Recetas


Ensaladilla

Ponga a cocer en abundante agua las patatas limpias y con piel durante aproximadamente 45 minutos (esto va a depender del tamaño de las patatas, para poder comprobar si están cocidas se pinchan con un tenedor y si están blandas entonces ya están en su punto).Simultáneamente se ponen los huevos a cocer durante unos 20 minutos.Una vez que finalicen las cocciones se escurre el agua y se dejan atemperar. Mientras se enfrían las patatas y el huevo cortamos las aceitunas deshuesadas en láminas fijas. Pelamos las patatas y las chafamos.Cortamos el huevo en trozos pequeños.Mezclamos las patatas con el atún en lata (escurrido y la cantidad al gusto particular), los huevos y los variantes. Mezclamos todo.Incorporamos la mayonesa (al gusto) hasta que quede homogéneo. Probar y añadir sal si hiciera falta..


Marinera

Al parecer la marinera está traspasando nuestras fronteras y cada vez es más famosa por toda España, y es algo que me alegra. Es sin duda una de las tapas más típicas de la Región, sobre todo en la capital, donde no falta en la carta de cualquier bar o cafetería. En su simpleza está su virtud, pues no es más que una rosquilla alargada con ensaladilla y una anchoa.Por supuesto, hay muchas variantes según el cocinero y el debate en torno a cómo debe ser la marinera perfecta puede dar lugar a airadas polémicas. Además de usar buena materia prima, la clave está en que la ensaladilla sea melosa, que la rosquilla crujiente aguante bien y la anchoa, mejor en salazón o salmuera, tenga buena presencia. Aquí tenéis una receta como ejemplo. Si lleva boquerón es un marinero, y solo la ensaladilla es una bicicleta.

Presentación: rosquilla cubierta de ensaladilla con anchoa.

Zarangollo

Sé que el nombre no suena muy poético y quizá el aspecto final del plato tampoco sea lo más elegante del mundo, pero ay, qué rico está un buen zarangollo con calabacín de temporada. Servido como tapa o ración ideal para compartir, es un plato que consiste básicamente en calabacín y huevo revuelto, con cebolla y a veces enriquecido con patata. Se puede dejar al punto que más guste, aunque lo ideal es que las hortalizas queden muy melosas y fundidas con el huevo, ideal para mojar pan.

Plato típico murciano


Pisto murciano

También de toma pan y moja es el pisto, que en Murcia, cómo no, tiene su propia versión. No diré si es mejor o peor que en otras regiones de nuestro país, porque además en cada casa se le da su toque distinto. A mí me chifla el pisto preparado sin prisa, con mucho tomate y con la presencia de calabacín y berenjena. Servido frío en verano, con huevo duro o un buen atún, es un almuerzo estupendo, también guarnición perfecta de pescados.

Presentación del plato típico en cazuela.
www.000webhost.com